Los 3 focos de atención de una tienda virtual

En la actualidad hay multitud de motivos para que los pequeños comercios desarrollen su propia web y se decidan a ofrecer sus productos a través del comercio electrónico. Desde el Ejecutivo ya se nos ha hecho llegar las intenciones de impulsar alternativas para que el comercio minorista dé el salto definitivo a la venta por internet.
¿Es interesante la venta por internet para los pequeños comercios?
Es innegable que los gustos de los consumidores han cambiado mucho los últimos años, así como sus motivaciones para la compra y sus maneras de comprar; los hábitos de compra han cambiado.
El pequeño comercio es unos de  los segmentos que más está sufriendo los efectos de la crisis, y por lo tanto hay que buscar nuevas formas de negocio y nuevos canales para llegar a los consumidores. Hay que adaptarse a los nuevos hábitos de consumo.

Según el informe presentado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) en 2011, el comercio electrónico facturó en España 9.201 millones de euros, un 25,7% más que en 2010. Más datos: en 2011 se realizaron un total de 131 millones de operaciones de comercio electrónico, un 30,9% más que el año anterior.
Y aunque el año pasado sólo se vio un incremento de un 17% es innegable que esta forma de vender es una alternativa más que interesante para incrementar las oportunidades de negocio del pequeño comercio.
El e-comerce permite al pequeño comercio competir con las grandes empresas del sector acercándose a un consumidor cada vez más "perezoso" para acudir a los establecimientos, habituado al uso de internet para obtener referencias, compartir experiencias y realizar compras; a ofrecer un horario más amplio a sus consumidores sin incrementar sus costes (personal, suministros....) ya que la tienda física no tiene que estar abierta para que la tienda online pueda recibir pedidos....

¿Cuáles son las claves para abrir una tienda online?
Los esfuerzos tienen que estar focalizados en los 3 aspectos fundamentales que harán de una tienda online un sitio donde comprar:
  1. Producto y Cliente: Es importante conocer bien a ambos. Conocer el producto para poder comunicar adecuadamente se atractivos y cualidades; y conocer a tus clientes para ofrecerles el producto que se adapte a sus necesidades.
  2. Diseño y usabilidad: No sólo es importante un diseño visualmente atractivo , la tienda online tiene que estar estructurada de manera que sea fácil su uso; que se encuentre fácilmente lo que se está buscando, que el proceso de compra sea cómodo. Hay multitud de herramientas gratuitas en la web (como Prestashop, magneto...) para tus primeras pruebas y otro sin fin de plataformas de pago. Aunque siempre es preferible que contactes con un profesional que pueda asesorarte en tu caso concreto.
  3. Seguridad y Servicio: La desconfianza es el mayor obstáculo que encontrarás a la hora de vender tus productos en la red. Las plataformas y sistemas de pago seguro y un buen servicio de atención al cliente son las aspectos básicos para eliminar estas barreras. Publica la información práctica del proceso de compra, los gastos en los que puede incurrir el consumidor (gastos de envíos, de gestión...) y haz visible los medios por los que pueden ponerse en contcato contigo.
Si prestas atención a estos tres puntos principales la experiencia de compra será satisfactoria y será más probable que el cliente se convierta en alguien que recomiende tu tienda virtual.